¿Y tu hijo tiene algún juguete favorito?

Hola a tod@s

Hace unos días nos escapamos a ver Toy Story 4 con los pequeños de la casa, como siempre es una película que no decepciona y que gusta a pequeños y a grandes. No voy a hacer spoilers y recomiendo que, si podéis, la vayáis a ver.

Estas películas siempre me despiertan esa visión distinta hacia los juguetes, me los hace observar como si fuera una niña. Creer que los muñecos tienen su propia vida y que desean con toda su alma ser queridos por algún niñ@.

Hoy antes que leéis mi entrada al blog me gustaría mucho que miréis el siguiente vídeo, se titula Monty, el pingüino (anuncio del 2014, de los grandes almacenes John Lewis en Inglaterra). Solo tenéis que presionar sobre la fotografia para verlo.

Sam y Monty, el pingüino        Foto: Youtube/ John Lewis

A veces los adultos no damos la importància a ese juguete o muñeco de la misma manera que lo hacen los niñ@s, para ell@s es único y muchas veces cobra vida en sus historias. Debemos tener en cuenta que para su imaginación pueden hacerle vivir muchísimas aventuras, también puede ser que ese juguete lo recuerde toda su vida y le tenga siempre un trato especial. 

Para ell@s puede ser un compañero de vida, que muchas veces le da seguridad y lo conecta con su casa. A l@s niñ@s les gusta llevarse un muñeco a la escuela o otros sitios, cuando son más grandes si que puede ser para enseñar a sus compañer@s pero cuando son más pequeños muchas veces ese juguete o muñeco lo conecta con su casa, sus padres, su familia y le da la seguridad al no haber ningún adulto de confianza que lo acompañe, es un objeto que le hace estar conectado a su ambiente familiar.

Los adultos deberíamos tratar como tesoros los juguetes más importantes de los niñ@s ya que para ellos son uno más de la família y no hay otro igual. ¿Os acordais de el vaquero Woody de Toy Story que tenía una manga rota? Era sencillo encontrar otro muñeco igual en la estantería de una juguetería, pero ese Woody que se ha roto una manga en una aventura con su amigo Andy lo hace muy especial e insustituible.

Nuestros pequeñ@s crecen muy rápido y en poco tiempo ya no jugaran con esos muñecos. De momento estaría bien valorar ese juego e imaginación y hacer la comparación con la importància o valor que los adultos damos a nuestros amigos o algunos objectos.

Anna Bermudo – maternitat emocionada

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s