Bon inici de curs! / ¡Buen inicio de curso!

Bon inici de curs!

Els que treballem en educació tenim el plaer que ens desitgin sovint un “Bon inici de curs” durant aquests primers dies de setembre.

Els mestres iniciem el curs dies abans que els nostres alumnes, intentem arribar amb les piles carregades. Durant l’estiu procurem descansar i desconnectar, però també busquem activitats i projectes nous per a dur a terme a l’escola, recollim materials nous a les nostres excursions en família, descobrim indrets nous on anar amb alumnes…

Durant l’estiu les classes han patit una transformació: capes de pintura, joguines en caixes, pols, cadires i taules apilades… Tot ha de tornar al seu lloc!!

Però quin és el seu lloc? Crec que no hi ha un espai etern per a cada cosa. Et col·loques davant aquella muntanya d’objectes escolars i et comences a plantejar quina és la millor distribució per aquest nou curs, s’ha de trobar espai per tot: per la lectura, racons de joc, espai de treball, racó d’experimentació, la taula de llum, els colors, les pintures… recordant les experiències favorables dels anys anteriors.

Quan tenim situat el mobiliari i l’aula decorada hem de pensar en les sortides, distribució del nou material, llistes d’alumnes, reunions de pares, activitats, programacions… la feina no s’acaba mai.

El dia abans que comencin els infants, surts per la porta visualitzant l’aula amb els alumnes a dins, ja està tot preparat per a iniciar un nou curs!!

La nit anterior, a molts mestres, ens costa dormir igual que els nens i les nenes, ens sentim il·lusionats, amb pors, pensant en nous projectes i activitats, amb nervis… A vegades aquesta nit es fa llarga, mires diverses vegades que el despertador soni a l’hora per no dormir-te al matí. Et lleves amb papallones a l’estómac i, fins i tot, et costa esmorzar.

El primer dia d’escola es respiren moltes sensacions i emocions a l’entrada: alumnes contents o nerviosos, d’altres que ploren o estan tristos, pares emocionats, alliberats o preocupats… Totes les cares i reaccions són possibles!!

Ara ens queda desitjar un bon curs a tothom i gaudir dels dies d’adaptació i del desenvolupament i creixement de cada un dels nostres alumnes.

shutterstock_388657213

¡Buen inicio de curso!

Los que trabajamos en educación tenemos el placer que nos deseen un “Buen inicio de curso” durante estos primeros días de septiembre.


Los maestros iniciamos el curso días antes de que nuestros alumnos, intentamos llegar con las pilas cargadas. Durante el verano procuramos descansar y desconectar, pero también buscamos actividades y proyectos nuevos para llevar a cabo en la escuela, recogemos materiales nuevos en nuestras excursiones en familia, descubrimos lugares nuevos donde ir con los alumnos …

Durante el verano las clases han sufrido una transformación: capas de pintura, juguetes en cajas, polvo, sillas y mesas apiladas … ¡¡Todo debe volver a su sitio!!
¿Pero cuál es su lugar? Creo que no hay un espacio eterno para cada cosa. Te colocas ante aquella montaña de objetos escolares y te empiezas a plantear cuál es la mejor distribución para este nuevo curso, se debe encontrar espacio para todo: para la lectura, rincones de juego, espacio de trabajo, rincón de experimentación, la mesa de luz, los colores, las pinturas … recordando las experiencias favorables de los años anteriores.
Cuando tenemos situado el mobiliario y el aula decorada debemos pensar en las excursiones, distribución del nuevo material, listas de alumnos, reuniones de padres, actividades, programaciones … el trabajo no se acaba nunca.

El día antes de que comiencen los niños, sales por la puerta visualizando el aula con los alumnos dentro, ¡¡ya está todo preparado para iniciar un nuevo curso!!

La noche anterior, a muchos maestros, nos cuesta dormir igual que los niños y las niñas, nos sentimos ilusionados, con miedos, pensando en nuevos proyectos y actividades, con nervios … A veces esta noche se hace larga, miras varias veces que el despertador suene a la hora para no dormirte por la mañana. Te levantas con mariposas en el estómago y, incluso, te cuesta desayunar.

El primer día de escuela se respiran muchas sensaciones y emociones a la entrada: alumnos contentos o nerviosos, otros que lloran o están tristes, padres emocionados, liberados o preocupados … Todas las caras y reacciones son posibles !!

Ahora solo nos queda desear un buen curso a todo el mundo y disfrutar de los días de adaptación y del desarrollo y crecimiento de cada uno de nuestros alumnos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s